Entretenimiento Noticias

6 experimentos psicológicos increíbles

Seis experimentos psicológicos que demostraron cosas increíbles

A lo largo de la historia se han realizado cientos de experimentos psicológicos para tratar de entender la mente humana. Estos son algunos de los más interesantes que demuestras curiosidades de nuestra psique.

6-El experimento de Sherif

La dinámica de los seres humanos en grupo es compleja y mezclar a un grupo de varias personas, cada una con su propia forma de pensar y razonar, provoca situaciones curiosas como que la presión del grupo modifique las decisiones de una persona. Con este experimento querían determinar cuánto duraría una persona manteniendo su opinión antes de que la presión del grupo la cambiase.

Para ello, a cada persona por separado le pedían una tarea sencilla, le mostraban una pantalla y le decían que señalase en que parte veía un punto de luz. Luego se mezclaba a esa persona en un grupo y tenía como orden señalar un lugar donde claramente no había ningún punto de luz. Sin embargo, la persona cedía y señalaba el mismo lugar que el resto.

Lo más increíble es que en la tercera fase, cuando se les preguntaba otra vez de manera individual la ubicación del punto, señalaban el lugar que se había dicho con el grupo. Esto dejaba ver que no había sido solo una decisión tomada por la presión si no que el grupo había logrado cambiar su percepción y su idea de que si todos señalaban ese lugar era porque tenía que ser el correcto.

experimento punto luz

 

5-El experimento de La cueva de los ladrones

El mismo científico del punto anterior hizo este experimento años después junto con su mujer. En esta ocasión querían saber como se creaban los prejuicios entre grupos y también como eliminarlos. Así que, para ello creó la siguiente situación.

El experimento tendría como sujetos de pruebas a un grupo de 22 niños de unos 11 años que no se conocían entre sí. A ese grupo de 22 lo dividieron en dos de 11 cada uno y los llevaron a un campamento cada uno aislado del otro y sin saber de su existencia. Sherif y su mujer hacían el papel de monitores, además de registrar todo lo que ocurría, ya que, no había amigos que se conociesen de antes. Los niños empatizaron rápido en el grupo y Sherif les pidió que pusiesen nombre al campamento para reforzar más la unión. En una semana los dos grupos se habían estructurado totalmente e hizo que se juntaran por primera vez.

Sherif sabía lo que iba a pasar, dispuso una zona en la que ninguno tenía nada que ver y realizó unos eventos deportivos que resaltaban ese odio irracional que sentían entre ellos. Discutían, se robaban entre sí y hasta se pegaban, pero ¿Por qué?. Por nada en realidad, habían creado un odio de la nada. Él mismo se sorprendió de que ocurriera tan rápidamente.

Luego, para que los grupos se aceptasen preparó unas cuantas actividades que los obligaba a participar todos juntos y funcionó perfectamente. Los dos grupos se unieron y formaron uno.

experimento-grupos-enfrentados

 

4-El experimento Ringelmann

El efecto Ringelmann es aquel que se produce cuando elevando la cantidad de personas elegidas para un trabajo en equipo hace que el rendimiento individual baje. Al ser más personas sienten que la cantidad de trabajo que tienen que hacer es menor y no se esfuerzan al 100% como cuando están solos.

Este experimento se creó para determinar cómo el mismo trabajo para la misma persona puesta en grupos de diferentes tamaños evidenciaban como su rendimiento en comparación a cuando estaba solo era increíblemente más bajo. Aunque esto solo pasa en grupos que trabajan al mismo tiempo, las cadenas de montaje con pasos diferenciados entre sí no se verían afectadas.

experimento ringelmann

 

3-El experimento de Milgram

Quería comprobar hasta que punto una persona podía aceptar órdenes de una figura autoritaria aunque estas dañen visiblemente a otra. Para comprobarlo creó un falso experimento donde supuestamente estudiaba el funcionamiento de la memoria y en él había dos personas. A uno de ellos se les decía que si el otro participante fallaba debía castigarle con descargas eléctricas.

La persona que recibía las descargas era un actor, no recibía daño realmente, pero se creó un escenario para que el que pulsaba los botones fuera consciente de que le estaba haciendo mucho daño a otra persona. A medida que avanzaban las descargas eran más fuertes y el actor pedía ayuda desesperadamente. Cuando el voltaje sobrepasaba los 120 voltios empezaban a sentirse molestos con la situación y empezaban a dudar, pero si el investigador se mostraba confiado y les decía que siguiesen, obedecían.

Casi el 70% de los participantes llegaron al final, a unos 450 voltios y todos llegaron a los 300. Esto se debía a que creían que todo estaba justificado y no sentían ninguna responsabilidad, ya que, solo recibían órdenes, igual que un verdugo.

verdugo

 

2-La tercera ola

Con este experimento se quería comprender como los alemanes sabiendo todos los crímenes que se estaban cometiendo apoyaron y siguieron fieles al nazismo. Querían mostrar como en unas condiciones adecuadas esto podría volver a pasar. Y qué mejor forma que viéndolo ellos mismos.

Cogieron a una clase y empezaron por la disciplina, manteniéndolos a todos firmes a unas normas y que estas se siguieran sin excusas. Orden, control y disciplina, con ello quería que se sintieran orgullosos con un cierto sentimiento de superioridad. Lo logró con bastante rapidez, la clase parecía un pelotón del ejército. Les dijo que cada vez que se dirijesen a él fuese con su apellido y llamándole señor, que se vistieran de forma parecida, que inventaran un saludo, y finalmente, un nombre: La tercera ola. Esto tenía como fin que el grupo se sintiera parte de algo más grande, algo exclusivo y mejor que los demás.

El grupo ya era conocido en todo el instituto y empezaron a reclutar a más gente. En menos de una semana el grupo pasó de 25 personas a más de 200. Viendo esto decidió que tenía que acabar con esto ya, porque si pasaba más tiempo no podría hacerlo. La clase empezó a formar su propia jerarquía y aunque el científico era el líder, podía llegar a ser excluido.

Para ponerle fin les reunió en una de las aulas a todos y en vez de prepararse un discurso, les puso un documental del nazismo, para que se diesen cuenta de lo que les había pasado.

la tercera ola

 

1-El experimento de Rosenhan

Es muy fácil engañar a un cuerdo de que estás loco, pero no es tan fácil engañar a un loco de que estás loco. Con este experimento se quería demostrar lo poco fiables e inexactos que eran los diagnósticos en los centros psiquiátricos. Además de simular problemas mentales y que se tomen como ciertos.

Rosenhan creó un pequeño grupo de 12 personas, que no tenía ninguna enfermedad mental y cada uno de ellos fue enviado a un hospital psiquiátrico distinto, pero con el mismo guión. Todos tenían que decir que desde hace un tiempo empezaron a escuchar voces que decían negro, oscuro, vacío y soledad. Además de eso, les dijo que cuando lograsen entrar dejasen de fingir y se comportasen con normalidad , que ya se encontraban mejor. Resaltó que él no los ayudaría a salir a no ser que la situación se tornase realmente mal.

Lograron engañar a los 12 hospitales que internaron a estos pacientes sin sospechar nada e, incluso, les diagnosticaron enfermedades distintas para los mismos síntomas. De los 12, varios no pudieron salir del hospital hasta varios meses después. Los médicos no dudaron nunca pero los demás pacientes sí lo hicieron. Cuando los entrevistaron dijeron que sabían que no eran enfermos reales, pensaron que podrían ser periodistas infiltrados o algo por el estilo.

Así se llegó a reconocer que los diagnósticos de los hospitales psiquiátricos no eran fiables y se basaban más en sus puntos de vista que en los hechos reales.

experimento rosenhan

Ver vídeo en Youtube de “Los 6 experimentos psicológicos que demostraron cosas increíbles”